Viajes exóticos. Información clave para evitar riesgos sanitarios

Viajes exóticos y sus riesgos

 

Estrenamos verano y es probable que tú o alguien de tu entorno hayáis planeado un viaje exótico. Viajar a un destino lejano, cambiar de entorno y estar en contacto con la naturaleza es bueno para la salud. De hecho, ya te lo contamos en nuestro Blog. ¿Recuerdas? Pero es importante hacerlo sin arriesgar tu salud o la de los tuyos.

Así que lo primero que debemos hacer antes de viajar es conocer los riesgos y especialmente si padeces alguna enfermedad, acudir a tu médico de cabecera antes.  Es importante saber si debes tomar alguna precaución especial . Incluso puede ser necesario un informe médico que detalle tu tratamiento, tal y como recuerda el Ministerio de Sanidad. Es recomendable tener en cuenta la cobertura médica de la que dispondrás y contratar un seguro sanitario para evitar riesgos.

Conoce los riesgos de tu viaje exótico

Si eliges un viaje exótico, infórmate de las vacunas y medicamentos que se aconsejan prevenir la contracción de enfermedades. Y vayas donde vayas, extrema las condiciones de higiene, tanto la personal como de los alimentos.

Mete en tu maleta el calzado y la ropa adecuada para protegerte del calor, de suelos contaminados o de las picaduras de insectos o animales. Si tu viaje exótico es a un destino es caluroso, protégete del calor y del sol e hidrátate adecuadamente.

Nuestro organismo está habituado e inmunizado para muchas bacterias y virus de nuestro entorno. Pero éstos son distintos a los de algunos destinos de viajes exóticos. Por eso, cuando sufrimos problemas estomacales o intestinales leves puede no deberse a alimentos en mal estado. El cambio de hábitos alimenticios a menudo genera molestias. Es importante no confundirlas con auténticos problemas de salud.

Problemas a la hora de comer y beber

Y es que la enfermedad más común en los viajes es la llamada diarrea del viajero. Se produce al consumir bebida o comida contaminada por microorganismos patógenos y puede ser servida incluso en restaurantes y hoteles de alta categoría.

Evita comer alimentos crudos, como ensaladas u hortalizas sin higienizar con agua clorada; fruta sin pelar; agua sin embotellar; cubitos de hielo o granizados elaborados con agua del grifo; leche sin pasteurizar ni hervir, etc.

La alimentación no sometida a control sanitario o los lácteos de leche sin pasteurizar pueden ser un foco de brucelosis, una enfermedad animal, propia del ganado, que se transmite a los humanos por ingesta de leche o carne contaminada.

 Las vacunas. Riesgos de países exóticos

Antes de viajar, es fundamental informarse de las vacunas que se exigen o se recomiendan para entrar en determinados países. La Asociación Española de Vacunología y el Ministerio de Sanidad actualizan la información necesaria para cada lugar del mundo y las vacunaciones obligatorias, como la de la fiebre amarilla en algunos países.

Las vacunas a administrar dependen de las características de cada persona y la época del año en la que va a viajar. Evita tomar nota de la experiencia de otras personas y acude a un especialista. Éstas son las enfermedades infecciosas para las que se recomienda vacunarse: fiebre amarilla, hepatitis A, tétanos-difteria, poliomielitis, meningocócica, cólera, fiebre tifoidea, hepatitis B, rabia, gripe, neumocócica, triple vírica.

Las vacunas deben ser administradas en los Centros de Vacunación Internacional establecidos y autorizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Estás al día del calendario vacunal?

Al margen de las enfermedades con incidencia en los diferentes países, es importante tener en cuenta si estamos al día con nuestro calendario vacunal, y comprobar si contamos con las dosis actualizadas. Este año 2019 por primera vez se aprobó en España un calendario vacunal también para adultos, entre otras cosas para llamar la atención sobre esas personas que no cuentan con todas. Estar al día siempre es importante, pero los viajes exóticos son un buen momento para revisar la vacunación. Y es que hay enfermedades erradicadas en España o Europa que no lo están en otros países. Algunas han vuelto a reactivarse por estos viajes exóticos.

Los insectos son uno de los mayores riesgos a la hora de contraer enfermedades infecciosas como la malaria o el paludismo, el dengue, la chikungunya, el zika o las fiebres hemorrágicas o bacterianas, como el lyme.

Malaria, atención a los insectos

La potencial gravedad de la malaria y la ausencia de una vacuna eficaz lleva a las autoridades a recomendar una combinación de acciones para prevenirla. Se trata de evitar la picadura y de someterse a quimioprofilaxis si el personal sanitario especializado así lo considera.

Sea cual sea tu destino, no olvides incluir en tu maleta protección solar y repelente de insectos. Ten en cuenta que debes ponértelo después del fotoprotector para evitar que sus perfumes atraigan a los insectos.

Además de los mosquitos, presta atención e infórmate antes de bañarte en lagos, ríos o estanques de zonas tropicales, puedes exponerte a infecciones por larvas o bacterias y enfrentarte a serias complicaciones, típicas de los viajes exóticos.