Bioingeniería y Bioimpresión, los campos de la investigación médica de vanguardia que protagonizan el Premio Rafael Hervada

Premio Rafael Hervada, centrado en la Bioingenería y Bioimpresión

 

La Fundación San Rafael convocará en los próximos días la XXVII edición del Premio Rafael Hervada a la Investigación Biomédica que llevará por tema uno de los campos más vanguardistas de la medicina actual: Avances en la Regeneración de tejidos y órganos: Bioingenería y Bioimpresión.

La regeneración de tejidos y órganos es el proceso por el que se recupera la estructura y las funciones de tejidos y órganos dañados del cuerpo y que ha dado lugar a la medicina regenerativa. Éste es uno de los pilares sobre los que se desarrollará la medicina del futuro y lo que ha dado lugar al nacimiento de la bioingeneriería.

Una alternativa al trasplante de órganos

¿Y qué es la bioingeniería? Es la disciplina médica que fusiona ingeniería, genética y biología molecular-celular para la fabricación artificial de tejidos y órganos con los que remplazar, reparar o restaurar la función normal de órganos y tejidos lesionados por enfermedades.  Por eso se trata de un área de investigación absolutamente multidisciplinar con un enorme potencial de desarrollo en todas las especialidades médicas.

Es un área nueva y uno de los pilares de la medicina del futuro que implica usar células vivas, solas o en combinación con biomateriales o con moldes estructurales de órganos. Los avances de la investigación en genética, con células madre y la tecnología de la impresión 3D logrados en los últimos años han abierto un mundo de posibilidades a la medicina, especialmente como alternativa al trasplante de órganos.

La comunidad científica mundial ha encontrado por lo tanto una vía de desarrollo de técnicas para hacer frente a la escasez de donantes de órganos y a la necesidad de evitar los tratamientos inmunosupresores que limitan el éxito de estos trasplantes. Y todo ello con tejidos u órganos generados a partir de sus propias células.

Un proceso natural en reptiles, anfibios y peces

Es por lo tanto un abordaje nuevo para explicar y al fin replicar el proceso ya conocido por la Ciencia en determinados reptiles, anfibios y peces que son capaces de regenerar tejidos amputados o dañados. Es el caso de los lagartos, las centollas o incluso, el pez cebra, que es capaz de regenerar su propio corazón.

La aplicación de las investigaciones en bioingeniería y bioimpresión ha permitido implantar en pacientes vejigas, pequeñas arterias, injertos de piel, cartílago o hueso e incluso desarrollar en laboratorio tejidos de órganos complejos como el corazón o hígado. En estas técnicas ha tenido un papel fundamental la bioimpresión, pero la creación de un órgano vital completo que pueda ser implantado en un paciente todavía es un reto.

Bioimpresión, los andamiajes para la regeneración

La bioimpresión permite construir estructuras tridimensionales sobre las que los tejidos biológicos pueden crecer y regenerarse. Estas prácticas se realizan a través del diseño de impresoras 3D adaptadas para depositar componentes celulares vivos junto con esos biomateriales que les sirven de andamiaje tridimensional.

España cuenta con equipos de investigación pioneros con resultados prometedores en este campo todavía pequeño y limitado dentro de la práctica clínica.

El Tribunal del Premio Rafael Hervada, consciente del enorme campo de desarrollo que tienen la bioingeniería y la bioimpresión y de ese potencial español, ha elegido este tema para contribuir a prestar un merecido reconocimiento al esfuerzo de los equipos de investigadores que trabajan en el campo de la ingeniería de tejidos.