Benigna Peña entrega las becas Fundación San Rafael a los 3 graduados seleccionados en la primera convocatoria

 

La Presidenta de la Fundación San Rafael, Dña. Benigna Peña, mantuvo un encuentro ayer con los beneficiarios de la primera convocatoria de las Becas Fundación San Rafael. El Comité de Becas de la Fundación San Rafael falló en julio la convocatoria de las becas para la ampliación de estudios destinadas a titulados superiores de la rama biosanitaria.

Ayer, doña Benigna Peña entregó personalmente las becas a dos de los 3 becarios elegidos. Dña. Irene González Eiroa y D. Pablo Abal Rey pronto partirán a Barcelona para iniciar sus estudios de Fisioterapia Pediátrica y Neurorrehabilitación. D. Jaime Fernández Arias, el tercer becario seleccionado en esta primera convocatoria, se encuentra ya en Canadá para cursar el doctorado en Neurociencia para el que fue becado. Fernández Arias ha estado en contacto con la Fundación San Rafael y ya ha recibido la beca.

 

Benigna Peña felicitó a los titulados por los estudios elegidos, dado que su especialización contribuirá a mejorar la calidad de vida de las personas. La Presidenta de la Fundación confió además en que los becarios puedan trabajar en A Coruña y en el Hospital San Rafael.

Benigna Peña posa con los becarios

Una de las pocas convocatorias de becas para posgrado

Los becarios, por su parte, agradecieron la beca de la Fundación San Rafael, que les permitirá ampliar sus estudios en las disciplinas que más les gustan. Destacaron además la importancia de la convocatoria de la Fundación San Rafael. Además de la contribución económica valoran el apoyo y acompañamiento al becario en los trámites previos a la matrícula.

Irene González Eiroa como Pablo Abal y Jaime Fernández agradecieron la convocatoria de estas becas destinadas al posgrado, ya que es una etapa de la formación superior para la que apenas existen ayudas. “A veces las becas no premian la excelencia académica”, explicó González Eiroa. “La Fundación San Rafael también me ha respaldado durante la preinscripción y facilitó todo el proceso una vez que me dieron la plaza”, añadió Pablo Abal.

Máster en Fisioterapia Pediátrica, para una atención temprana

Irene González Eiroa partirá en breve a Barcelona para cursar el Máster Oficial en Fisioterapia Pediátrica Universitat Internacional de Catalunya (UIC). Supo “desde segundo curso” de Fisioterapia a qué quería dedicarse.

Entonces fue cuando empezó a hacer prácticas extracurriculares. Así, participó como voluntaria en el Programa de Fisioterapia Escolar de su facultad en el Centro de Educación Especial (CEE) María Mariño.  Más tarde, inició con otros compañeros un proyecto de intervención con adolescentes con discapacidad que acabaron presentando en un congreso.

La Beca Fundación San Rafael le permitirá formarse en el área de la fisioterapia que le apasiona. “Este es un máster caro y sin este respaldo, habría tenido que trabajar un año además de recibir ayuda de mis padres. Ahora puedo hacerlo nada más terminar el grado”, admite.

Le gustaría dedicarse en exclusiva al tratamiento de niños con discapacidad desde que nacen y prestar una atención muy temprana para “mejorar su calidad de vida”, un servicio que la sanidad pública no presta de momento. El sueño de Irene González es trabajar en un hospital infantil o montar un centro de referencia en Pediatría en A Coruña y prestar servicios de Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Logopedia, Neuropsicología, etc.

Máster en Neurorrehabilitación, para personas con discapacidad

 Pablo Abal Rey es graduado en Terapia Ocupacional y cursará a partir de octubre el Máster Universitario en Neurorrehabilitación en el Instituto Guttman de Barcelona, un proyecto que ya tenía en mente.

Busca especializarse en tratamiento rehabilitador de las enfermedades neurodegenerativas y/o crónicas del sistema nervioso central y del daño cerebral adquirido con un enfoque interdisciplinar. La beca Fundación San Rafael le permitirá formarse en un centro de referencia. Su objetivo es prestar un servicio clave en la mejorar de la calidad de vida de las personas con discapacidad pero que escasea.

El sueño de Pablo Abal es montar su propia clínica de neurorrehabilitación o trabajar en un hospital. “Este es un campo de futuro y tenemos que implicarnos en la atención a la discapacidad, también personalmente. Pero además es importante que te guste”, comenta. “Hay mucha población que necesita estos tratamientos pero no hay suficientes profesionales”, advierte.

El becario Jaime Fernández Arias, a finales del curso pasado.

Doctorado en Neurociencia, en Canadá

Jaime Fernández Arias es licenciado en Psicología por la Universidad de Oviedo y ya está cursando el doctorado en Neurociencia en la Universidad McGill de Canadá. Hace 10 años que se fascinó por “la relación entre la neurobiología y el comportamiento” y apostó por aplicarla para mejorar la calidad de vida de las personas. Primero, como estudiante de la licenciatura y ahora, cursando el doctorado para aportar nuevos enfoques.  También cursó estudios en la Universidad de Texas en Dallas.

“Profundamente agradecido” por ser uno de los becarios en la primera convocatoria de la Fundación San Rafael, Jaime Fernández valora aún más la beca al provenir del ámbito privado. “Las iniciativas privadas dependen del interés de individuos concretos por mejorar la sociedad. Ello les sitúa a otro nivel, un nivel en el que parecía moverse el Dr. Rafael Hervada, fuente de inspiración de la Fundación”.

 Becarios con “proyectos sólidos” para las próximas convocatorias

De cara a las convocatorias futuras, los tres becarios coinciden en destacar la importancia de las Becas Fundación San Rafael. Animan a los actuales estudiantes de grado y a los futuros Técnicos Superiores de la rama biosanitaria a presentar su candidatura y avalarla con un “proyecto sólido” e “innovador”. Un plan de formación que se ajuste al objetivo de las becas, que es promover el talento y mejorar el potencial humano y científico.

La Fundación San Rafael creó este 2019 su programa de becas destinadas a la ampliación de estudios en la búsqueda de la excelencia dentro del ámbito sanitario. Además de la convocatoria para titulados existe otra destinada al personal de las entidades colaboradoras de la Fundación. El plazo para solicitarlas finaliza el 30 de octubre.