Siete pasos para reducir el riesgo de sufrir cáncer

 

Hoy, 4 de febrero, conmemoramos el Día Mundial Contra el Cáncer con el propósito de colaborar en la lucha contra el cáncer. La investigación médica avanza día tras día en la búsqueda de la cura de esta epidemia, como ya hemos contado aquí. Buena prueba de ello es también la investigación del doctor Yang, ganadora del XXV Premio Rafael Hervada que entregamos en noviembre pasado.

Los especialistas en genómica buscan descubrir el origen de diversos tipos de cáncer y combatir las mutaciones que los originan.

Un 40% de los cánceres son evitables

Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud, el 40% de los cánceres tienen origen en agentes externos. El 30% de los fallecimientos por cáncer tienen su origen en el estilo de vida y la alimentación.

El fomento de los hábitos saludables entre la población para promover la concienciación social es nuestra razón de ser. Por eso, periódicamente realizamos diversas acciones de sensibilización y prevención del cáncer de mama o próstata. Ahora nos unimos a la campaña #YoSoyYVoyA que arranca este 2019 hasta 2021, impulsada por Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC, por sus siglas en inglés) para llamar a la acción.

Nosotros somos la Fundación San Rafael y vamos a apoyar la lucha contra el cáncer.

Hábitos para prevenir

Como primer paso, resumimos algunos hábitos saludables que reducirán tus posibilidades y las de los tuyos de sufrir cáncer.

  • No fumes. El hábito tabáquico es uno de los principales causantes del cáncer. Evita fumar o respirar el humo del tabaco de otros. Si fumas, no sometas a los demás a tu mal hábito.
  • Mantén a raya tu peso. Eliminar el exceso de grasa corporal es también un factor que protege del cáncer. Es un buen motivo para evitar el sobrepeso en los niños y adolescentes porque les protegerá para el futuro.
  • Dieta saludable. La dieta mediterránea es un magnífico exponente de una alimentación saludable. En la prevención del cáncer juega un importante papel el consumo diario de frutas y verduras.
  • Haz ejercicio de forma habitual. Es recomendable no sólo para evitar el cáncer. Ayuda además a mantener el peso y evita la concentración de grasa abdominal. Este es un factor de riesgo además de otras enfermedades, como la diabetes y esteatosis hepática (hígado graso).
  • Cumple con tu calendario de vacunas. La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) alerta de la efectividad de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) en la prevención del cáncer de cuello de útero. Este organismo, dependiente de la OMS, dedica a este cáncer la conmemoración de este año. La vacuna del VPH, también para los hombres, y de la Hepatitis B son fundamentales para reducir el riesgo de sufrir cáncer.
  • Evita un consumo excesivo de alcohol. Una copita de vino o una cerveza al día deberían ser tu límite del consumo de alcohol. Así reducirás el riesgo de desarrollar cáncer de hígado y mama. Como en los otros consejos mencionados, el peligro aumenta cuando se combina esta práctica con alguna otra.
  • Protégete del sol. La luz del sol nos ayuda a sintetizar la vitamina D y esto mejora el funcionamiento de nuestro sistema inmune. Sin embargo, es importante proteger la piel de los rayos ultravioleta con el factor de protección adecuado.

¿Asumes un compromiso contra el cáncer?

Como ves, además de participar en iniciativas solidarias, podemos luchar contra el cáncer desde nuestra propia casa. Seguir unos hábitos de vida saludable significa poner un importante granito de arena. Pero también es vital informarse y transmitir información sobre prevención o conocer cómo ayudar a enfermos de nuestro entorno.

¿Y tú? ¿Luchas contra el cáncer? Este 4 de febrero únete a la campaña de la UICC #YoSoyyVoya y comprométete con los hábitos saludables.