6 pasos para mejorar tu salud este 2020

6 pasos para mejorar tu salud en 2020

 

Estrenamos año, inauguramos década y tenemos ciertas sospechas de que habrás barajado adoptar algunos buenos propósitos. Así que antes de que los abandones, queremos estimularte a seguir por el buen camino para mejorar tu salud. Cultivar los buenos hábitos saludables es una tarea de todos los días y todos los años pero para nosotros toda ocasión es buena para animarte a abrazar la vida saludable.

Es mucho más fácil de lo que parece y, lo sabemos, habrá algún día en que caigas en algún exceso. No pasa nada si lo habitual es cuidarte. La recompensa es enorme, impagable; ¡Una vida más larga y mejor para ti y quienes te rodean! De hecho, hasta se puede medir, como ya te contamos en nuestro Blog.

Así que una vez más, un año más, te proponemos 6 pasos para mejorar tu salud este año 2020. Una propuesta elaborada con los consejos del Dr. Manuel Viso y la Dra. Ana Sánchez Bao, especialistas en Hematología y Endocrinología en Hospital San Rafael.

1. Dieta mediterránea para mejorar tu salud

La dieta saludable se basa en los fundamentos de la dieta mediterránea y atlántica tradicional de nuestro país durante décadas. Te resumimos a continuación en qué consiste:

  • Nuestra principal grasa debe ser el aceite de oliva.
  • Come alimentos de origen vegetal en abundancia (frutas, verduras, legumbres y frutos secos).
  • Consumir alimentos procedentes de cereales (pan, pasta, arroz) de forma frecuente. Mejor, integrales.
  • Tomar alimentos poco procesados. Frescos y de temporada son más adecuados. La tan de moda “comida real”
  • Consume pescado en abundancia y huevos con moderación.
  • Modera el consumo de carnes rojas y limitar el de carnes procesadas.
  • La fruta fresca debería ser el postre habitual. Los dulces y pasteles, sólo para ocasiones puntuales.
  • El agua es tu bebida por excelencia. La recomendación son 2 litros al día, que puedes lograr también con infusiones, leche desnatada y caldos nutritivos sin grasa). Evita los zumos azucarados y los refrescos.

2. Ejercicio físico

Seguramente ya te has apuntado al gimnasio y cuentas con toda la equipación. Ahora sólo tienes que ir. Pero si te resulta duro o aburrido, corres el riesgo de sucumbir al desánimo. Para mejorar tu salud es suficiente con 30 minutos diarios o 2 horas y media de actividad a la semana. Puedes caminar, bailar, correr, andar en bici, jugar al tenis…  Intenta que te resulte divertido.

3. Nada de tóxicos

No fumes y si lo haces, déjalo cuanto antes y evita el riesgo de sufrir una ingente cantidad de enfermedades, como infartos de miocardio, ictus, cáncer, etc. El alcohol tampoco aporta nada bueno y sí una enorme cantidad de calorías vacías. Si tienes algo que celebrar, puedes hacerlo de muchas formas saludables, pero de ser con alcohol, la Organización Mundial de la Salud recomienda que no consumas más de dos medidas de alcohol al día (2 vasitos de vino) si eres un hombre y una si eres una mujer. Además, siempre acompañando la comida.

4. Vigila tu peso y tu perímetro abdominal.

Si al dividir tu peso en kilos entre tu altura en metros al cuadrado el resultado es mayor de 25 kg/m², tienes sobrepeso. Si la cifra supera los 30 kg/m² ,ya es obesidad. En cualquiera de los dos casos, acude a un especialista y pierde peso. Es tu mejor seguro de vida y si sigues nuestros otros pasos, lo conseguirás rápido. Por otra parte, mide tu perímetro a nivel del ombligo. Si eres mujer, debe ser inferior a 88 cm y si eres un hombre, a 102 cm. Por encima de esos parámetros tu riesgo cardiovascular aumenta de forma considerable.

5. Atención a tu tensión arterial y tus niveles de colesterol y glucosa.

Si eres una persona sana, un control anual te permitirá saber si tienes una tensión arterial adecuada. Si no es así, acude a tu médico, sigue sus consejos y reduce el consumo de sal a no más de 5 gramos al día. El colesterol y la glucosa altos son dos factores relevantes de riesgo cardiovascular. Mantenerlos controlados es una de las claves para mejorar tu salud ahora y sobre todo, en el futuro.

6. Controla tu estrés y procura un sueño eficaz y reparador

Es el último de nuestros consejos y probablemente el menos frecuente entre tus buenos propósitos de año nuevo. El estrés, ya te lo contamos, es una de las grandes enfermedades del siglo XXI, y el sueño insuficiente, un detonante de numerosos problemas de salud, entre ellos, los cardiovasculares. Cultiva tu vida social, realiza una actividad que te desestrese y dedica tiempo suficiente a tu descanso. Sí, el ocio y el descanso también son claves para mejorar tu salud.